Los colores según tu personalidad.

No hay dos personas iguales, del mismo modo que no hay dos colores iguales.. El color nos diferencia, nos define, forma parte de nuestra manera de ser. A continuación te ayudaremos a crear espacios diferentes a los demás pero iguales a ti. ESPACIOS CON PERSONALIDAD PROPIA.

COLORES OPTIMISTAS: Verde pistacho, naranja, magenta, rojo, amarillo.

Tu forma de ser:
Veo siempre el vaso medio lleno y me quedo con el lado alegre de la vida. Soy apasionado, creativo y optimista, y pienso en positivo porque creo que es el verdadero secreto de la felicidad.
Por ello me gusta rodearme de colores intensos que comunican el entusiasmo con que vivo cada instante.
Si fuese un color sería OPTIMISMO.

COLORES FRESCOS: Azul, verde suave, turquesa.

Tu forma de ser:
Me encantaría capturar la transparencia de las aguas y la serenidad de un cielo despejado, llevármelo a mi hogar e inundar mi espacio de la serenidad a la que aspiro cada día.
Me apasionan los ambientes en tonos sosegados y frescos que me devuelven la paz y la armonía.
Si fuese un color sería FRESCURA.

COLORES TIERNOS: Rosa, malva, violeta, magenta suave.


Tu forma de ser:
Me entusiasma la belleza de los detalles que resultan casi imperceptibles. Las flores que esparcen sus notas delicads, la textura de un tejido sofisticado, aquellas pequeñas cosas que hacen la vida más especial
Mis espacios se viste de colores cálidos que me transmiten su alegría y me hacen sentir bien.
Si fuese un color sería TERNURA.

COLORES EQUILIBRADOS: Burdeos, granate, verde oscuro, morado, gris, negro y blanco.


Tu forma de ser:
Huyo de los extremos, pero sin embargo me atrevo con el color. No soy estridente, pero sí valiente. Me satisface reencontrarme en un hogar coherente con mi carácter, que invita al placer de disfrutar de la vida.
El equilibrio se plasma a través de colores que definen la elegancia sin ostentación, las proporciones perfectas entre rigor y osadía.
Si fuese un color sería EQUILIBRIO.

COLORES NATURALES: Beige, crema, vainilla, visón, blanco hueso, marrón.

Tu forma de ser:
Entiendo mi vivienda como un lugar dodne disfrutar de la luz a raudales, del encanto de lo sencillo, de la naturalidad en su mázima expresión. Un marco ideal donde la vida doméstica discurre sin mirar el reloj.
La inspiración natural me ayuda a crear una acogedora atmósfera en colores tenues y suaves, matizados por el sol.
Si fuese un color sería NATURALIDAD.

Leave a Reply